Decidimos renunciar a nuestros empleos y dedicarnos a construir el futuro de la educación

Decidimos renunciar a nuestros empleos y dedicarnos a construir el futuro de la educación
Sebastian Rozo y Andrés Sucerquia fundadores Escuela Didáctica

Las historias nos conectan y nos dejan enseñanzas que aprovechamos para la vida, si te da curiosidad de saber quienes somos, te compartimos la historia de Escuela Didáctica.

Nuestros orígenes como empresa comenzaron en el 2015, nosotros  Sebastian Rozo y Andrés Sucerquia llevábamos trabajando alrededor de 10 años en la unidad de virtualización de la Universidad Tecnológica de Pereira, en donde gozábamos de una excelente estabilidad laboral y estábamos cómodos viviendo de nuestro trabajo.

La oportunidad se presentó trabajando juntos afrontando un proyecto independiente, el cual consistía en la virtualización de 11 asignaturas de un currículo de Programación Web para estudiantes de grados  décimo y once de los colegios rurales del país, los contenidos de las asignaturas se distribuían en memorias USB hasta los colegios más remotos, en donde el acceso y la conectividad son escasos. Estos contenidos funcionaban sin necesidad de conexión a internet y se instalaron en los computadores para educar con los que contaban las instituciones educativas.

Quedamos emocionados con los resultados que logramos en este proyecto, los jóvenes y niños de esas poblaciones rurales aprendieron mediante recursos tecnológicos educativos, estábamos ayudando a cerrar la brecha digital en la educación que existía para los habitantes de estas zonas apartadas, sin acceso a las comodidades que estamos tan acostumbrados en la ciudad, «estábamos construyendo el futuro de la educación».

Entendiendo nuestra Misión y Propósito

Con la experiencia adquirida nos comenzó a rondar la idea de crear la empresa, sabíamos que podíamos aportar a la transformación de las personas con educación usando tecnología, creando experiencias de aprendizaje enriquecedoras. 

Entendimos que la educación está en un periodo de evolución gracias a la tecnología, de los PDF al video, nosotros veíamos en los recursos interactivos la siguiente evolución, en donde los estudiantes o aprendices dejan de ser sujetos pasivos para involucrarse activamente en su proceso de aprendizaje. 

Pero entender el camino y andar el camino son cosas diferentes, nos empezaron a surgir muchas preguntas, ¿Deberíamos renunciar y salir de nuestra zona de confort?, ¿Qué iba a pasar con nuestra estabilidad si nos arriesgamos a independizarnos? y sobre todo ¿Cómo empezar?.

De la inspiración a la acción

El cambio de mentalidad se dio en el segundo semestre del 2016 cuando participamos de la fase de descubrimiento de negocios de Apps.co, en donde aprendimos la metodología Lean Startup y a validar una idea de negocio, como resultado desarrollamos un producto mínimo viable de un prototipo llamado clase enriquecida, el cual utiliza herramientas sincrónicas para potenciar las clases presenciales.

En marzo de 2017, teníamos un producto mínimo viable y sobre todo teníamos una visión que nos inspiraba, que nos ponía en estado de flujo. Estábamos decididos, renunciamos a nuestros empleos y dimos origen a Escuela Didáctica, una empresa de innovación educativa.

El camino del emprendedor

Iniciamos con pocos recursos, como la gran mayoría de los emprendedores y empezamos a validar nuestro mínimo producto viable, nos enfrentamos a nuestra hipótesis y nos dimos cuenta que los colegios no estaban interesados en productos de laboratorio, razonablemente buscan productos y empresas con mucha trayectoria, en un estado de gran madurez y estabilidad, fue un poco frustrante y obviamente inesperado, sin embargo, iteramos y otros mercados comenzaron a sonreír: el sector corporativo y el sector de la educación superior.

Durante el 2017 participamos de Emprende con Datos, un programa del MinTIC, enfocado al emprendimiento con el uso de datos abiertos, que también nos conectó con el ecosistema emprendedor del eje cafetero y nos dio herramientas para el desarrollo de productos.

Despegando hacia el futuro de una nueva educación

En 2017 llegó nuestra gran oportunidad implementando la Universidad Corporativa Frisby, la cual fue nuestro semillero por el gran impacto social, de innovación y crecimiento en la gestión del conocimiento de Frisby.

Mediante el voz a voz comenzaron a llegar marcas tan importantes como Audifarma, Suzuki, Universidad Libre, Integra, Universidad Cooperativa, Papeles Nacionales, Universidad del Quindío entre otras.

En el 2019 participamos de la fase de crecimiento y consolidación de Apps.co la cual nos brindó mentorías de grandes empresarios de la región, los cuales ampliaron nuestra visión de futuro de negocio, modelo financiero, OKR objetivos y resultados clave del negocio e impulsamos nuestra estrategia de crecimiento que actualmente mejoramos cada día.

Construyendo el mañana

Equipo de trabajo de Escuela Didáctica, nos apasiona construir el futuro de la educación

Para nosotros es increíble haber pasado del 2017, año en el que contratamos nuestro primer colaborador a que hoy 2021 seamos un equipo de 10 personas fijas, con la proyección de generar nuevos empleos. 

A pesar de la crisis mundial que vivimos al momento de escribir este blog, hemos podido mantener casi en su totalidad la planilla de colaboradores: desarrolladores, diseñadores, ilustradores, programadores, expertos temáticos, pedagogos, etc. Y seguimos avanzando en la expansión con nuevos clientes en el exterior que confían en nosotros para acelerar sus procesos de capacitación y gestión del conocimiento.

Seguiremos moviéndonos hacía el futuro impulsados por nuestro propósito, ayudando a las personas que quieran transformar su empresa, su colegio, su universidad, su comunidad, nuestro deseo es ayudarte a construir el futuro de la educación.

Si quieres que te ayudemos a reducir la curva de aprendizaje, costos y tiempo de implementación de tu plataforma de aprendizaje o quieres crear contenidos didácticos e interactivos, no dudes en contactarnos.